viernes, julio 04, 2008

CON UN AIRE AL MUNDIAL DEL 50





La Liga Deportiva de Quito se quedó con la copa Libertadores de América, luego de empatar en el resultado global y vencer en los penales al Fluminense.

El partido era de ida y vuelta, sufrido y de alta exigencia. La postal que presentaba el estadio Maracaná con unos 90 mil torcedores, exigía, demandaba la coronación del equipo local. Todo estaba dado para que asi fuera, pero el Patón Bauza y sus muchachos tenían otros planes y demostraron que la Liga tiene uno huevos grandes como una casa.

Como sorpresa de la noche y presagio del resultado final el equipo ecuatoriano salió con mucha actitud a atacar al conjunto carioca y a los 6 minutos Guerrón, el morocho patas largas, tomó una pelota por la banda derecha y en un ir y venir de sus piernas y con la pelota pegada al botín por un conjuro vudú tal vez, desbordó de energía y habilidad dejando a su marcador desconcertado para luego tirar un exquisito centro atrás que Bolaños conectó como venía para clavarla allá abajo ante el desconcierto de la mayoría que por unos minutos dejaron de ser torcedor para convertirse en público.

Sin embargo, demostrando porqué había llegado hasta ahí, el equipo brasilero se recuperó rápidamente del golpe y a los 9 minutos Thiago Neves le pegó con un caño de afuera del área y la puso junto al palo derecho de Cevallos.
Con el partido 1-1 el equipo ecuatoriano se fue quedando y el local comenzó a crecer. A partir de ahí el Flu tuvo casi todo el tiempo la pelota y a los 28 tras un desborde seguido de un centro de Cicero, Neves empujó la pelota para poner el 2-1.

Ya en el segundo tiempo entró a la cancha Dodó para aportar en el ataque, pero sin embargo sería otra vez el 10 Neves quien anotaría el 3-1 en un tiro libre que el arquero no pudo detener.

A partir de este momento, igualados 5-5 en el marcador global, la Liga decidió que era hora de despertar de su siesta y salió a buscar el partido. El segundo tiempo se escapaba y se venía el alargue. El equipo ecuatoriano incentivado por su entrenador se daba cuenta que podía ganarlo, que tenía lo que hacia falta para este partido.
En el final del partido el juez Baldassi junto con su cómplice el juez de línea le anularían un golazo a Bieler; luego tendrían su chance los Cariocas otra vez de la mano y el pie de Neves y por último en un contrataque de la Liga, Guerrón sería “fauleado” en el borde del área y Luis Alberto el “faulero” terminaría siguiendo el partido desde le banquinho.
A la hora de los penales el panorama parecía complicado, el escenario Carioca ejercía su mayor presión como para que la copa se quedara en casa. Esta era la hora de los arqueros.
Urrutia, Salas y Guerron lograron convertir y el guardametas Fernando Enrique detuvo el disparo de Campos. Por el lado del equipo brasilero el único que pudo convertir fue Ciceron ya que Cevallos detuvo 3 disparos que hicieron estallar la de euforia de los liguistas (?) , lagrimas del Patón Bauza y de miles de Cariocas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home